Seguridad vial

Para reducir los accidentes de tránsito, las lesiones y las muertes, la seguridad vial debe ser vista como un sistema integral que disminuya los riesgos para los viajeros que van a pie, en bicicleta y en vehículo.

En México, los peatones, motociclistas y ciclistas representan el 48.5%, 16.3% y 1.8% de las muertes por accidentes de tránsito. Un factor de riesgo en 2016 fue el uso de una distracción al conducir por parte del 56% de los conductores (teléfono celular, dispositivo móvil, comer o beber).

El consumo de alcohol es responsable del 20%, aproximadamente, de las muertes de ocupantes de vehículos en incidentes de tráfico. Cabe mencionar, que el cansancio tiene consecuencias similares.

El riesgo de muerte en accidentes de tráfico disminuye considerablemente con el uso del cinturón de seguridad por parte de los conductores y pasajeros, así como del casco por parte de los motociclistas.

Más del 50% de las colisiones, o el 52%, ocurren en las carreteras federales en México como resultado del exceso de velocidad. En las carreteras federales de México, la infraestructura contribuyó al 13,4% de los incidentes en 2016. Además, los planes de estas carreteras no son examinados por expertos que evalúan, hacen recomendaciones y luego determinan si son factibles de implementar desde el punto de vista de la seguridad.

Dado que los usuarios son propensos a cometer errores o distracciones, los planificadores viales deben concentrarse en las iniciativas de seguridad vial que pueden salvar vidas.