Seguridad intramuros

El objetivo del servicio de seguridad intramuros, formado por un equipo de guardias cualificados y tecnología de seguridad, es proteger la seguridad de las personas y los lugares mediante una vigilancia activa permanente. 

Los sectores corporativos y empresariales requieren con frecuencia seguridad intramuros. Por ello, si deseas contratar este tipo de servicio de una empresa de seguridad privada, es fundamental que la empresa que elijas tenga estas capacidades:

  • Visitas a las instalaciones de forma regular: Para mantener una vigilancia adecuada y proteger los objetos o las personas que allí se encuentran, los vigilantes deben estar de guardia en todo momento.
  • Registro de empleados: Esto está relacionado con las empresas en el sentido de que, a petición tuya, un guardia de seguridad puede registrar a los empleados que trabajan en su complejo empresarial.
  • Control e identificación de los visitantes a las instalaciones: El vigilante de seguridad privada está obligado a llevar un registro de control continuo, en el que se anotarán los datos generales de todas las personas que entren y salgan de las instalaciones.
  • Seguridad interna. Se encargarán del seguimiento puntual de todas las actividades que le corresponden, como vigilar la actividad de los visitantes y ofrecer asistencia en caso de emergencia. 

Como se ha señalado anteriormente, es crucial que los profesionales de la seguridad reciban la formación adecuada para que puedan mantener el control de la situación y responder eficazmente en caso de crisis, accidente o incidente.